jueves, 24 de julio de 2014

El marketing educativo una estrategia para las instituciones de formación

Por: Asesmercom

Hablar de mercadeo no es solo comentar sobre posicionamiento del producto o servicio, sino también es saber que otras prestaciones realizan; por tanto en el presente escrito explicaré sobre el marketing educativo, una técnica que parece desconocida pero en realidad se constituye en la herramienta fundamental para todos los establecimientos.

El mercadeo educativo, es un proceso por la cual se realiza a escuelas, colegios y universidades con el objetivo de saber los servicios que ofrece cada institución pedagógica y a su vez, las estrategias que realizan para su público principal (los estudiantes); quienes se componen como el cliente indispensable e integrante interno, dentro de la educación.

Por tanto dentro de la filosofía para el diseño de tácticas educativas, es establecer a los usuarios compradores interactuar ante las adversidades requeridas para la enseñanza; de igual modo, es interrelacionarse con los mediante el uso de alternativas establecidas en la pedagogía ya que es un método presencial que permite la socialización ante los demás.     

Algunos especialistas afirman que el mercadeo educativo, es una empresa de servicios aunque, esto aún no existe los elementos indispensables para ser una compañía pero si es un comercio a desarrollar y obtener grandes resultados, cuando se dé cuenta que cada universidad es diferente debido, a las políticas que establecen cada academia.

Dentro de los elementos del marketing educativo, se encuentran la intersubjetividad, la diversidad, el alto riesgo social, la subjetividad del examen y edificación de la persona. Por ende la singularidad, es una expectativa esencialmente considerable ya que pueden planear, desarrollar, distribuir y ofertar sus percepciones.   

Como conclusión el mercadeo pedagógico, en la actualidad aun todavía es crudo y poco conocido; sin embargo, como algo paradójico es que tanto los establecimientos superiores como los colegios y escuelas, cuentan con un marketing lícito que les autorice examinar la cualidad del  trabajo educativo, es decir obtener líneas de documentación sofisticada según establecido en la Ley 30 de 1992. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario