lunes, 28 de julio de 2014

El Outsoursing: La herramienta por la cual muchas empresas acuden

Por: Asesmercom

En tiempos anteriores solicitar empleo o buscar un servicio, siempre se recurría a una empresa y se hacía convenios; este tipo de tratados buscaba que la organización le prestara una asistencia a la otra entidad y así entre ambas se realizara un acuerdo mutuo.

Actualmente los cambios tecnológicos y económicos, han llevado a implementar el sistema con más avance, en donde los especialistas lo han denominado Outsoursing, palabra inglesa que significa subcontratación; permitiendo de este modo, que los negocios deleguen funciones a esta firma consultora, en cuanto a la prestación de uno o varios servicios ya sea a nivel interno y externo.    

Dentro de la gama a ofrecer la externalización del mercadeo, dentro de las compañías se encuentran en los departamentos de Tesorería, talento humano, tecnologías de la información y comunicaciones y asesoría telefónica; estos dos últimos, en este tiempo se han convertido en la alternativa de mayor requerimiento.

Por otro lado el Outsoursing, en Colombia durante cuatro años se mantiene en el liderazgo de ejecutar prestación de servicios a terceros; llevando así ser la preferencia para muchas naciones de Europa, Asia y Norteamérica en cuanto a realizar trabajos. Sin embargo, el método aun es nuevo para el país, permitiendo este instrumento considerarse para algunos expertos en un elemento traicionero e incluso, si dentro de los parámetros de la tercerización se ubica el departamento de atención al usuario, sin efectuarse un estudio anterior.    

Para conocer cuales, es la más conveniente subcontratación, existen dos clases en la cual se puede determinar la prevalencia: El primero es la típica, consistente hacia el traspaso de datos hacia otro proveedor y este a su vez, realizar la tarea mediante una codificación; y el segundo Outsoursing de Greenfield, es donde las organizaciones no necesita empleados sino un código que le envié el servicio asignado.    

Finalmente, la tercerización cada vez se convierte en el fenómeno de apoyo empresarial, generando así mayor institucionalización, apropiarse de una guía que le permita mayor sofisticación en menor tiempo. Del mismo modo, el ahorro en buscar un profesional para la realización de una tarea. No obstante, dentro de las falencias acarreadas por el outsoursing, en cuanto a la contratación es el no pago justo, los contratos son por labor a realizar, renuncias injustificadas entre otros aspectos.


Concluyendo de igual manera, que este siglo XXI se da inicio a la era tecnológica trayendo como consecuencias el uso de una técnica que día a día, desplaza el trabajo humano y a las empresas solicitantes un ahorro, credibilidad e innovación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario