viernes, 13 de noviembre de 2015

El mercadeo de las comidas rápidas: Un proceso que satisface necesidades


Por: Asesmercom Asesorías y Capacitaciones Empresariales

Hablar de alimentación, es como decir una satisfacción que a ningún humano se le puede quitar ese placer pero si se habla de comida rápida eso si se constituye en más que una emoción ya que permite dar en el punto esencial del individuo, un ahorro de tiempo e incluso, adquirirse en cualquier punto y hora.

Actualmente el consumo primordial de la humanidad, es comer por fuera debido a las tácticas que muchas organizaciones han diseñado con el objetivo de adquirir su producto. Según un estudio realizado por Eric Schlosser, hace cuatro años una cuarta parte de las familias norteamericanas compran comida inmediata, otros no lo hacen porque obtienen finanzas limitadas. 

Dentro de las grandes estrategias de las compañías, es la parte publicitaria en todos los medios llámese masivos y virtuales, generando de esta manera, gran auge incluso los niños desde temprana edad comienzan a adquirirla y dejar a un lado la comida casera. Por tanto una hamburguesa doble carne, lechuga tomate y pan es una sofisticación de derrite para los consumidores o un perro caliente tocino, jamón, queso, papas desmenuzadas provoca abrir apetito eso si acompañados con una gaseosa de vaso gigante.

A raíz del gran auge, esto se convirtió en un mecanismo de generar empresa en donde, para el caso de Colombia, en cada esquina, espacio del lugar ya sea habitable o arrendado se observan; sitios donde vendan por lo menos hamburguesa y perro caliente eso también incluye chorizos con arepa, empanadas, arepas rellenas entre otros productos; obteniendo así mayor cantidad de artículos y rentabilidad para el empresario.


Finalmente, tener una empresa de comidas rápidas, es una solución para fortalecer las necesidades básicas de la sociedad, en la cual permite no solo beneficio sino también una opción de ahorrar tiempo, darse un gusto hasta llegar a ser el plato de preferencia.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario