jueves, 12 de noviembre de 2015

La competitividad empresarial: No es la rivalidad con el otro sino es contrincante dentro de su compañía

Por: Asesmercom Asesorías y Capacitaciones Empresariales


Toda empresa tiene la facilidad de demostrar sus conocimientos, productos e innovaciones siempre y cuando, tenga la capacidad de cumplir con su Qué hacer; permitiendo de esta manera, ser en ocasiones eficiente pero este no es suficiente ya que dentro de este debe implementarse nuevas fórmulas que encaminen a la eficacia.

No obstante, la competencia al ver que la organización no ha cumplido aprovecha los espacios para así, realizar comparaciones en los diferentes sistemas y al concluir diseñara una herramienta cuantitativa, que lleve a la medición de cada uno de los procesos. Algunos analistas han considerado la competitividad empresarial de doble sentido: 

El ámbito interno y el segundo, el nivel externo. Por tanto la primera hace referencia a los empleados y cumplimiento de las tareas; mientras el segundo, las diferentes percepciones del público hacia el producto. 

Dentro de las estrategias se debe tener en cuenta, un grupo desde la Alta gerencia abierto a los cambios y dispuesto a la actualización e igualmente, generar confianza a los empleados y reconocimiento de sus habilidades.


Finalmente la competitividad de las empresas no solo debe basarse en lo que realiza su adversario sino más bien, es como dentro de su negocio conocer hechos ocurridos adentro y así establecer mejoras que lleven al cambio, efectividad, productividad y satisfacción a los clientes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario