lunes, 28 de marzo de 2016

Las necesidades del cliente, desarrollan adquisición o desilusión de no compra

Por: Asesmercom Asesorías y Capacitaciones Empresariales.

El producto es un elemento por el cual es diseñado con el fin de mostrar, cumplir una necesidad o dar a conocerlo, permitiendo de esta manera al cliente adquirirlo mientras al productor reconocer el trabajo realizado. Este puede considerarse tangible e intangible siendo el primero, como un instrumento físico y visible mientras el segundo, es muestra ya sea imagen o expuesto y entregado una vez el comprador lo adquiere.

Sin embargo, el articulo cada día se constituye en una exigencia permitiendo así al empresario diseñar estrategias encaminadas a cumplir porque de lo contrario el usuario, puede ir a la competencia; por tanto el mercaderista antes de conocer los requerimientos, debe saber el público objetivo, deseo, sus costumbres, actualidades o tendencias. Asimismo identificar si la demanda es obtener o antojo.  

Son varios los requisitos a establecer el profesional, pero de todos ellos debe escoger tres porque puede suceder que de estos dos son descartables y uno aceptable o viceversa igualmente, no todas las necesidades son satisfechas porque en algún momento, el cliente puede deshacer su intención de compra, permitiendo así una balanza que lleve de arriba hacia abajo, también la desatención del vendedor al no proporcionarle la garantía esperada.

Tácticas como ofertas, descuentas, valor agregado entre otros se constituyen en estimular la conciencia del cliente, la misma manera identificar si la competencia utiliza determinados recursos que atraiga más compradores.


Finalmente las ambiciones del consumidor es compleja, en un tiempo es estable mientras en otros declive; en la cual, tanto el industrial debe buscar mecanismos que lleven a solucionar activamente el producto que parece perdido pero en realidad no lo es en donde, el único obstáculo es no saberlo implementar.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario