jueves, 26 de enero de 2017

La competitividad en la Responsabilidad Social Empresarial


Imagen relacionada

Por: Asesmercom Asesorías y Capacitaciones Empresariales

Una empresa que manifieste competitividad, es dar cuenta de la competencia en donde genera hacia el personal ciertas incertidumbres que parecen ilógicas pero en realidad, son ciertas ocasionalmente. Sin embargo, hay aspectos de la rivalidad no física sino es la forma de como realiza mejoramiento de resultados; satisfaciendo de esta manera, a grupos externos aumentando así las bondades, mediante la producción, eficiencia y efectividad.

Por tanto la disputa dentro del marco RSE, se basa en las destrezas que trae mediante una ventaja competitiva, es decir la toma de decisiones tejidas a tavés de la vinculación de tácticas de tipo moral y comunidad responsables de las tareas ejecutadas diariamente. De igual manera, el desafio busca una perspectiva global y con una mirada a largo momento, debido a que no es individual sino grupal debido a la proyección extensa.

Actualmente, la Responsabilidad Social Empresarial, se convirtió en la herramienta no solo corporativo sino un hallazgo entre las naciones de una postura comercial y por ende, las organizaciones vinculan la RSE, como el salvavidas de toda compañía. Algunos autores, han establecido que la competitividad y la RSE, son unidas llevando de este modo a obtener bondades destacándose así en primera instancia, la disminución de traslados de funcionarios, garantía de relacionamiento con los compradores e inversionistas, descenso de deserciones, clientes complacidos y una mejor imagen con los otros.

En conclusión la competencia no es solamente, buscar el quiebre sino más bien es un proceso que permite a todas las compañías establecer estrategias encaminadas al progreso, calidad e integridad en los ámbitos externos e internos; ya que estos, son bases de mejora y credibilidad.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario